AlbaLearning - Audiolibros y Libros - Learn Spanish

| HOME | AUDIOLIBROS | AMOR | ERÓTICA | HUMOR | INFANTIL | MISTERIO | POESÍA | NO FICCIÓN | BILINGUAL | VIDEOLIBROS | NOVEDADES |

Carmen de Burgos y Segui en AlbaLearning

Carmen de Burgos y Seguí "Colombine"

"Los huesos del abuelo"

Capítulo 4

Biografía de Carmen de Burgos y Segui en AlbaLearning

 
 
[ Descargar archivo mp3 ]
 
Música: Liszt - La Cloche Sonne
 
Los huesos del abuelo
OBRAS DEL AUTOR
Biografía
Cuentos y Novelas de Colombine
Alma de artista
Aroma de pecado
!Ay del solo!
Como flor de almendro
El artículo 438
En la sima
En pos del ensueño
El repatriado
El suicida asesinado
El tesoro del castillo
El último deseo
El viejo ídolo 
Historia de carnaval 
La educación de la mujer
La herencia de la bruja
La incomprensible
La mariposa
La mujer fría
La muerte del recuerdo
Las almas hermanas
Locura
Los huesos del abuelo
Los que no vivieron
Madre por hija
Por las ánimas
¡Triunfante!
Venganza
 
 
LE PUEDE INTERESAR
Cuentos y Novelas de Amor
Misterio y Terror
Cuentos Infantiles y Juveniles
Textos Bilingües
<< 4 >>
IV

Habían llegado al momento de la suprema apoteosis de la familia, aunque no tal como Concha había deseado. Castro Martínez había tropezado con dificultades insuperables para llevar el cadáver al Panteón de Ilustres, pero había concedido un crédito para elevarle un mausoleo en Villaseca, su tierra natal. Concha se daba por satisfecha, salvando así de un desaire el cadáver del abuelo. Tener panteón propio en la tierra donde se ha nacido disculpa de no estar en el de Hombres Ilustres. El muerto retirado a su provincia tiene algo de esos grandes señores que se retiran de la corte llenos de puritanismo, para vivir en la aldea sin contaminarse. Eso los ennoblece y los acrisola más.

Sentía Concha cierta satisfacción ya con el retiro del abuelo, con el reposo definitivo del cadáver ilustre. Los huesos así honrados le conservarían el prestigio a la familia y la dejarían descansar.

Ella aseguraba ya su suerte y dejaba de luchar con la influencia de las del pintor Arguelles, del escultor García, del poeta Rodríguez, del general Romero y todas aquellas gentes que intrigaban y removían huesos de antepasados.

Villaseca le iba a votar una pensión con pretexto del traslado de los restos gloriosos, y eso aseguraba su vida. En esa ocasión se verificaba la apoteosis final. Iba de Madrid una verdadera romería de políticos y de artistas. Representaciones del Centro de Hijos Ilustres, del Círculo de Artes Bellas, de las Academias, del Gobierno. Se dejaba sentir la influencia de Castro Martínez, hombre de porvenir en la política, al que todos querían adular.

Adelina había de leer y declamar en las veladas solemnes que se verificarían. No cabía duda de que una gran parte de aquella gloria, recaía sobre ella, y así como Paquito debía aprovechar para el ascenso, ya prometido, el parecido con el abuelo, ella debía decidir entonces al ministro o bien no perder la ocasión de la boda con Manolo, protegido de su excelencia.

Sin embargo, Concha no estaba tranquila, tenía una especie de presentimiento, no desprovisto de fundamento, en vista de lo que todos contaban de aquel cementerio ruinoso y abandonado, del que no se cuidaba nadie.

Cada día se derrumbaban nuevos nichos y se perdían nuevos muertos. Estaban los huesos tirados en las calles de la macabra ciudad, que todos los silenciosos vecinas parecían querer abandonar, según el trasiego de cadáveres que se llevaban continuamente de allí los que se preocupaban de poner a un antepasado a cubierto de aquella desdicha póstuma.

—Los sepultureros—decían algunos— regalan a los que se los piden una tibia o un cráneo sin dificultad ninguna.

Aquello hacía que los cadáveres perdieran su autenticidad, que se desconfiara de ellos, como en esas novelas en las que, después de una larga ausencia, el criado suplanta al hijo de la duquesa o la nodriza cambia los niños.

Se miraba con desconfianza al gran hombre que salía de allí, como si le preguntaran:

— ¿Serás tú éste?

—Esas son tonterías— decía Concha indignada—. Nadie va a pedir calaveras ni huesos para tener el gusto de guardarlos. Ya no falta más que decir que los echan al puchero.

Pero lo cierto era que la muerte seguía su obra destructora matando muertos. Cada día caía un trozo del cementerio. Muchas veces las pobres mujeres habían acudido, llenas de angustia, al leer en El Liberal, parte integrante del desayuno de todo buen español, que había un nuevo derrumbamiento. Lo único que les daba esperanza de que se sostuviese hasta el deseado día era que la parte ocupada por Campo Grande era la más entera. Su nicho no era dudoso.

Estaba tan cuidado y blanqueado que no se confundía con ningún otro.

—Es que desde pequeña he tenido costumbre de ir con mis padres todos los trimestres a cuidarlo y poner flores. Lo mismo le he enseñado a mis hijos. Así, tamañita, era Adelina y ya la subíamos en brazos para ponerle flores al abuelo.

Inicio
<< 4 >>
 

Índice del Autor

Cuentos y Novelas de Amor

Misterio y Terror

 
 
 

¡Nuevos cada día!

NOvedades en AlbaLearning - Nuevos audiolibros cada día


De actualidad
Cuentos de Navidad *
Misterio y terror *
Literatura erótica para adultos. Guentos galantes. *
Cuentos de amor y desamor para San Valentín *
Colección de Poemas *

Fábulas *
Biografías Breves *
Pensamientos, Máximas y Aforismos *
Especiales
Santa Teresa de Jesús
Cervantes
Shakespeare
Rubén Darío
Emilia Pardo Bazán
Federico García Lorca
Amado Nervo
Carmen de Burgos
 
Especial
"Los huesos del abuelo" de Carmen de Burgos
"D. Jeckill y Mr Hyde" de R. Louis Stevenson
"El diablo desinteresado" de Amado Nervo
"La casa de Bernarda Alba" de F. García Lorca
AUTORES RECOMENDADOS
Don Quijote - Novelas Ejemplares - Auidiolibro y Libro Gratis en AlbaLearning William Shakespeare - IV Centenario - Audiolibro y Libro Gratis en AlbaLearning Especial de Rubén Darío en AlbaLearning - Centenario Especial Amado Nervo Especial de Emilia Pardo Bazán en AlbaLearning - Centenario Federico García Lorca Carmen de Burgos (Colombine) - Audiolibros y Libros Gratis en AlbaLearning
 
ESPECIALES
Esta web utiliza cookies para poder darles una mejor atención y servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

¿Cómo descargar los audiolibros?

Síganos en:

Síganos en Facebook - Síganos en Twitter - Síganos en Youtube

Deje un mensaje:

Guestbook (Deje su mensaje - Leave your message) Guest-book

©2021 AlbaLearning (All rights reserved)