AlbaLearning - Audiolibros y Libros - Learn Spanish

| HOME | AUDIOLIBROS | AMOR | ERÓTICA | HUMOR | INFANTIL | MISTERIO | POESÍA | NO FICCIÓN | BILINGUAL | VIDEOLIBROS | NOVEDADES |


ohenry en ohenryLearning

O.HENRY

(William Sydney Porter)

"El sueño"

Biografía de O. Henry en Wikipedia

 
 
[ Descargar archivo mp3 ] 13:27
 
Música: Bartok - Sz.107 - Mikrokosmos - Book 3 - 81: Wandering
 
El sueño
OTRAS OBRAS DEL AUTOR
En Español (Texto y Audio)
Best-Seller
Dos caballeros el Día de Acción de Gracias
El regalo de los Reyes Magos
El sueño
La voz de la ciudad
Por correo
 
En Inglés (Texto)
Best Seller
The gift of the Magi
The dream
The voice of the city
Two Thanksgiving Day Gentlemen
By courier
 
Textos Paralelos Bilingües
El sueño - The dream
 
LE PUEDE INTERESAR
Cuentos de amor
Cuentos infantiles y juveniles
Cuentos de Navidad
Cuentos de Misterio y Terror
No ficción
Textos Paralelos Bilingües
The dream (English book)
El sueño - The dream (Texto bilingüe)

 

Murray tuvo un sueño.

La psicología y la ciencia vacilan cuando intentan explicarnos las aventuras de nuestro propio ser inmaterial en sus andanzas por la región del sueño, "gemelo de la muerte". Este relato no quiere ser explicativo: se limitará a registrar el sueño de Murray. Una de las fases más enigmáticas de esa vigilia del sueño, es que acontecimientos que parecen abarcar meses o años, ocurren en minutos o instantes.

Murray aguardaba en su celda de condenado a muerte. Un foco eléctrico en el cielo raso del comedor iluminaba su mesa. En una hoja de papel blanco una hormiga corría de un lado a otro y Murray le bloqueaba el camino con un sobre. La electrocución tendría lugar a las ocho de la noche. Murray sonrió ante la agitación del más sabio de los insectos.

En el pabellón había siete condenados a muerte. Desde que estaba ahí, tres habían sido conducidos: uno, enloquecido y peleando como un lobo en una trampa; otro, no menos loco, ofrendando al cielo una hipócrita devoción; el tercero, un cobarde, se desmayó y tuvieron que amarrarlo a una tabla. Se preguntó como responderían por él su corazón, sus piernas y su cara; porque ésta era su noche. Pensó que ya casi serían las ocho.

Del otro lado del corredor, en la celda de enfrente, estaba encerrado Bonifacio, el siciliano que había matado a su novia y a los dos agentes que fueron a arrestarlo. Muchas veces, de celda a celda, habían jugado a las damas, gritando cada uno la jugada a su contrincante invisible.

La gran voz retumbante, de indestructible calidad musical, llamó:

-Eh, señor Murray, ¿cómo se siente? ¿Bien?

-Muy bien, Bonifacio -dijo Murray serenamente, dejando que la hormiga se posara en el sobre y depositándola con suavidad en el piso de piedra.

-Así me gusta, señor Murray. Hombres como nosotros tenemos que saber morir como hombres. La semana que viene es mi turno. Así me gusta. Recuerde, señor Murray, yo gané el último partido de damas. Quizás volvamos a jugar otra vez allá donde van a enviarnos.

La estoica broma de Bonifacio, seguida por una carcajada ensordecedora, más bien alentó a Murray; es verdad que a Bonifacio le quedaba todavía una semana de vida.

Los encarcelados oyeron el ruido seco de los cerrojos al abrirse la puerta en el extremo del corredor. Tres hombres avanzaron hasta la celda de Murray y la abrieron. Dos eran guardias; el otro era Len -no, eso era antes- ahora era el reverendo Leonard Winston, amigo y vecino de sus años de miseria.

-Logré que me dejaran reemplazar al capellán de la cárcel -dijo, al estrechar la mano de Murray. En la mano izquierda tenía una pequeña biblia entreabierta. Murray sonrió levemente y arregló unos libros y una lapicera en la mesa. Hubiera querido hablar, pero no sabía que decir.

Los presos llamaban a este pabellón de 7 metros de longitud y casi 3 de ancho, Calle del Limbo. El guardia habitual de la Calle del Limbo, un hombre inmenso, rudo y bondadoso, sacó del bolsillo un porrón de whisky, y se lo ofreció a Murray diciendo:

-Es costumbre, usted sabe. Todos lo toman para darse ánimo. No hay peligro de que se envicien.

Murray bebió de la botella.

-¡Buen chico! -dijo el guardia-. Un buen calmante y todo irá suave como la seda.

Salieron al corredor y los siete condenados lo supieron. La Calle del Limbo es un mundo fuera del mundo; había aprendido que cuando uno era privado de alguno de los sentidos lo reemplaza con otro. Todos los condenados sabían que eran casi las ocho y que Murray iría a la silla a las ocho. Hay también, en las muchas calles del Limbo, una aristocracia del crimen. El hombre que mata abiertamente, en la pasión de la pelea, menosprecia a la rata humana, a la araña, y a la serpiente.

Por eso, de los siete, solo tres saludaron abiertamente a Murray cuando se alejó por el corredor entre los guardias: Bonifacio, Marvin, que al intentar una evasión había matado a un guardia, y Bassett, el ladrón del tren, que tuvo que matar porque un inspector no quiso levantar las manos cuando él le ordenó que lo hiciera. Los otros cuatro guardaban humilde silencio en sus celdas, sin duda sintiendo el ostracismo social en la sociedad de la calle del Limbo de una forma más aguda que cuando recordaban sus ofensas a la ley.

Murray se maravillaba de su propia serenidad y casi indiferencia. En el cuarto de las ejecuciones había unos veinte hombres, entre empleados de la cárcel, periodistas y curiosos que...

Aquí, en la mitad de una frase, la mano de la muerte interrumpió el relato de la última historia de O. Henry. Él había planeado que ésta fuera diferente de las demás suyas, el comienzo de una nueva serie con un estilo que no había experimentado con anterioridad. "Quiero mostrar al público" dijo, "que puedo escribir algo nuevo, - una historia sin argot, una historia dramática cuya trama se desarrollará de manera tal que el resultado será lo más cercano a mi idea de lo que es escribir". Antes de comenzar a escribir el presente relato esbozó brevemente como iba a desarrollar la trama. Murray, el criminal acusado y condenado por el brutal asesinato de su amada - un asesinato incitado por un ataque de celos - en un primer momento se enfrenta a la muerte con calma, y según todas las apariencias, indiferente a su destino. A medida que se acerca a la silla eléctrica lo invade una ola de sentimientos de repulsión. que le dejan aturdido, estupefacto, atónito. Toda la escena en la habitación de la muerte, - los testigos, los espectadores, los preparativos para ejecución - se convierten en irreales para él. Pensó que un terrible error se estaba cometiendo. ¿Por qué lo están atando a la silla? ¿Qué ha hecho? ¿Qué crimen ha cometido? En el momento en los que las correas están siendo ajustadas una visión le viene a la mente. Sueña un sueño. Él ve una pequeña casa de campo, brillante, iluminada por el sol, situada en un campo de flores. Una mujer y un niño están ahí. Él habla con ellos y se da cuenta de que son su esposa, su hijo y su casa. De modo que es un error. Espantosamente alguien ha cometido un terrible error. La acusación, el juicio, la sentencia, la condena a muerte en la silla eléctrica... es todo un sueño. Abraza a su esposa y besa al niño. Si, aquí está la felicidad. Fue un sueño. Entonces, a una señal, el oficial de la prisión dió la corriente a la silla eléctrica.

Murray había soñado el sueño equivocado.

Inicio
  Obra en Inglés  
 

Índice del Autor

Misterio y Terror

Textos Paralelos Bilingües

 
 
 

¡Nuevos cada día!

NOvedades en AlbaLearning - Nuevos audiolibros cada día


De actualidad
Cuentos de Navidad *
Misterio y terror *
Literatura erótica para adultos. Guentos galantes. *
Cuentos de amor y desamor para San Valentín *
Colección de Poemas *

Fábulas *
Biografías Breves *
Pensamientos, Máximas y Aforismos *
Especiales
Santa Teresa de Jesús
Cervantes
Shakespeare
Rubén Darío
José Echegaray
José Zorrilla
Amado Nervo
 
Especial
"Confesiones" de San Agustín
"Frankenstein" de Mary Shelley
"Las aventuras de Pinocho" de Carlo collodi
"La leyenda de D. Juan Tenorio" de José Zorrilla
HOY RECOMENDAMOS

Infantiles y Juveniles

Una pareja de enamorados
El joven afortunado
La mariposa

Adultos:

Tristán el sepulturero
La muerte de Salomé
Una noche terrible
AUTORES RECOMENDADOS
Don Quijote - Novelas Ejemplares - Auidiolibro y Libro Gratis en AlbaLearning William Shakespeare - IV Centenario - Audiolibro y Libro Gratis en AlbaLearning Especial de Rubén Darío en AlbaLearning - Centenario Especial Amado Nervo Especial de José Echegaray en AlbaLearning - Centenario II Centenario de José Zorrilla Centenario de Santa Teresa de Jesús - Audiolibros y Libros Gratis en AlbaLearning
 
ESPECIALES
OBRAS RECOMENDADAS
Esta web utiliza cookies para poder darles una mejor atención y servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

¿Cómo descargar los audiolibros?

Síganos en:

Síganos en Facebook - Síganos en Twitter - Síganos en Youtube

Deje un mensaje:

Guestbook (Deje su mensaje - Leave your message) Guest-book

Visítenos también en:

Blog  

Podcast Audiolibros

©2017 AlbaLearning (All rights reserved)