AlbaLearning - Audiolibros y Libros - Learn Spanish

| HOME | AUDIOLIBROS | AMOR | ERÓTICA | HUMOR | INFANTIL | MISTERIO | POESÍA | NO FICCIÓN | BILINGUAL | VIDEOLIBROS | NOVEDADES |


Marcelo Peyret en AlbaLearning

Marcelo Peyret

"Cartas de amor"

Carta 63

Biografía y Obra

 
 
[ Descargar archivo mp3 ]
 
Música: Albeniz - España Op. 165, no. 2 "Tango"
 

Carta 63

De Ramiro Varela a Celia Gamboa

OBRAS DEL AUTOR
Cartas de amor (82)
Cartas

ESCRITORES ARGENTINOS

Abelardo Castillo
Adolfo Bioy Casares
Alejandra Pizarnik
Alfonsina Storni
Ángel de Estrada
Arturo Giménez Pastor
Bernardo Kordon
Eduardo Wilde
Enrique Anderson Imbert
Esteban Echeverría
Federico Tobal
Germán Berdiales
Héctor A. Murano
Joaquín Gómez Bas
José Hernández
Jose Luis Borges
Jose María Jordán
Leopoldo Lugones
Manuel Mujica Láinez
Manuel Rojas Sepúlveda
Marcelo Peyret
Martín Gil
Miguel Briante
Oliverio Girondo
Pedro Bonifacio Palacios
(Almafuerte)
Ricardo Güiraldes
Ricardo Rojas
Roberto Arlt
Roberto Jorge Payró
Silvina Ocampo

 

LE PUEDE INTERESAR
Cuentos Infantiles y Juveniles
Cuentos de Amor y Desamor
Cuentos de Navidad
Misterio y Terror
Textos Paralelos Bilingües
<<< 63 >>>

Divina:  

Lo irreparable acaba de alzarse entre nosotros.

Te has casado, Divina.

¡Te has casado!

Y por más que repito esa frase, no concluyo de convencerme. Mi misma voz, al expresarla, no me parche la mía. Le notó un timbre distinto, como si fuera emitida por otra boca, Divina, que aquella que te besó, que aquella a la que tanto besaste.

Me parece que es otro el que lo dice, otro que nada tiene que ver conmigo, que nada tiene que ver con nosotros, y que expresa acontecimientos extraños, ajenos, que no comprendo, como una de esas frases incompletas que en el paseo o en el tranvía llegamos a oír, de una conversación de otros pasajeros, cuyo sentido no alcanzamos a desentrañar.

Te has casado. Eres de otro, a otro entregaste ese tesoro de ternura que yo tanto ambicioné; otro es el que te besa, el que te acaricia, el que te posee, el que te ama; y a otro acaricias, besas, amas y te entregas tú.

Y yo lo sé, y yo me lo repito, y lo escribo.

Y no me he vuelto loco, aun no he muerto de pena.

El mundo es una cosa extraña, puesto que hace posible esa incongruencia, Divina. Tú de otro, y yo aun vivo.

Parece una broma, una burda y cruel broma, una chanza que a fuerza de ser grotesca, deja toda idea de que sea posible.

Y es cierto, es la verdad, toda la verdad.

Ayer llegué de Buenos Aires.

Tomé el tren en el preciso instante en que tú preparabas tu tocado de novia. Nadie me había dicho nada, formándose a mi alrededor un complot de silencio. Con varios pretextos se me impidió leer los diarios y me embarqué ignorando la noticia.

Sin embargo, la supe. A la hora de la cena, tuve la intuición de una desgracia. Mi corazón, mi pobre corazón, Divina, no quiso complicarse con el silencio de los demás, y me lo advirtió.

No podía ser de otra manera, estando, como estaba, lleno de ti. De pronto, quedó vacío. Sentí como un hueco en su interior. Y, entonces, tuve la certeza de que tú acababas de abandonarlo definitivamente, sin apelación, sin remedio.

Te vi entrar en la iglesia del brazo del otro.

Ibas vestida de blanco, como si te cubriese un sudario. Y es que bajo tu traje de novia, iba, Divina, muerta y helada, mi última esperanza.

¿No sentiste junto a tu cuerpo como un frío de cadáver?

¿No te parecieron los cirios del altar velones alumbrando una capilla mortuoria?

No sentiste, al entrar en el templo, la penosa impresión de quien de pronto se halla un catafalco?

¿No tembló tu brazo, no se rebeló tu carne cuando la tocó el otro?

¿Ne enmudecieron tus labios, no se cerraron en una irreprimible protesta de todo tu ser cuando te preguntaron si querías al otro por esposo?

¿Pudiste, sin echarte a llorar, pronunciar el irremediable, el fatal "sí" que iba a separarte de mí para siempre?

Sí; pudiste hacerlo, sin sentir ninguna pena, ninguna tristeza, Y pudiste hacerlo, porque yo. Divina, ya he muerto para ti.

Como dentro de poco moriré para los demás.

Cuando mi padre, viéndome pensativo, me preguntó las causas, yo lo interrogué a mi vez:

— ¿Hoy se casa Celia, verdad?

Y había una certeza, una afirmación tan rotunda en mi pregunta, que no se animó a negármelo.

— No sé — me dijo, no he leído los diarios.

Luego, se fue al comedor, dejándome solo con mi tristeza. Comprendió que no debía lastimar mi pudor de hombre, obligándome a llorar en su presencia.

Una vez solo, llamé al camarero y le pedí un periódico. Allí estaba la noticia.

La leí.

Y, a pesar de esperarla, a pesar de que ya la conocía, mi debilidad no pudo resistirla.

Volví de mi desvanecimiento cuando mi padre retornó al camarote y me auxilió con un frasco de sales. No nos hablamos, no nos dijimos nada. ¡Y cuánto bien me hizo no tratando de consolarme! ¡Cómo le agradecí la piedad de su silencio!

Apagadas las luces, y mecido por el vaivén del convoy, quise dormir.

No pude.

Pensaba que en aquel mismo momento, en aquel preciso instante, tú habías abandonado la fiesta y que sola con él, en la intimidad de tu nido, después de vencer los naturales pudores...

¡Divina, Divina!

¡No, nunca, nunca, jamás tú ni nadie, ni Dios, ni yo mismo a no haberlo sufrido, podría concebir, imaginar, creer, que se pudiera sufrir tanto! . .

Ahora ya me puede suceder cualquier cosa. Ya nada logrará conmoverme. Ya nada puede interesarme, molestarme, lastimarme.

Después del dolor de esa noche, mis nervios se han quebrado. Ya no siento.

Soy un pobre montón de carne herida, sin alma y sin sensibilidad, que por un milagro, incomprensible, aun está viviendo ...

Ramiro.

Inicio
<<< 63 >>>
 

Índice de las cartas

Cuentos de Amor

Literatura Erótica

 
 
 

¡Nuevos cada día!

NOvedades en AlbaLearning - Nuevos audiolibros cada día


De actualidad
Cuentos de Navidad *
Misterio y terror *
Literatura erótica para adultos. Guentos galantes. *
Cuentos de amor y desamor para San Valentín *
Colección de Poemas *

Fábulas *
Biografías Breves *
Pensamientos, Máximas y Aforismos *
Especiales
Santa Teresa de Jesús
Cervantes
Shakespeare
Rubén Darío
José Echegaray
José Zorrilla
Amado Nervo
Carmen de Burgos
 
Especial
"El artículo 438" de Carmen de Burgos
"Frankenstein" de Mary Shelley
"Las aventuras de Pinocho" de Carlo collodi
"La leyenda de D. Juan Tenorio" de José Zorrilla
AUTORES RECOMENDADOS
Don Quijote - Novelas Ejemplares - Auidiolibro y Libro Gratis en AlbaLearning William Shakespeare - IV Centenario - Audiolibro y Libro Gratis en AlbaLearning Especial de Rubén Darío en AlbaLearning - Centenario Especial Amado Nervo Especial de José Echegaray en AlbaLearning - Centenario II Centenario de José Zorrilla Carmen de Burgos (Colombine) - Audiolibros y Libros Gratis en AlbaLearning
 
ESPECIALES
Esta web utiliza cookies para poder darles una mejor atención y servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

¿Cómo descargar los audiolibros?

Síganos en:

Síganos en Facebook - Síganos en Twitter - Síganos en Youtube

Deje un mensaje:

Guestbook (Deje su mensaje - Leave your message) Guest-book

Visítenos también en:

Blog  

Podcast Audiolibros

©2018 AlbaLearning (All rights reserved)