AlbaLearning - Audiolibros y Libros - Learn Spanish

| HOME | AUDIOLIBROS | AMOR | ERÓTICA | HUMOR | INFANTIL | MISTERIO | POESÍA | NO FICCIÓN | BILINGUAL | VIDEOLIBROS | NOVEDADES |


Marcelo Peyret en AlbaLearning

Marcelo Peyret

"Cartas de amor"

Carta 50

Biografía y Obra

 
 
[ Descargar archivo mp3 ]
 
Música: Albeniz - España Op. 165, no. 2 "Tango"
 

Carta 50

De Ramiro Varela a Beatriz Carranza

OBRAS DEL AUTOR
Cartas de amor (82)
Cartas

ESCRITORES ARGENTINOS

Abelardo Castillo
Adolfo Bioy Casares
Alejandra Pizarnik
Alfonsina Storni
Ángel de Estrada
Arturo Giménez Pastor
Bernardo Kordon
Eduardo Wilde
Enrique Anderson Imbert
Esteban Echeverría
Federico Tobal
Germán Berdiales
Héctor A. Murano
Joaquín Gómez Bas
José Hernández
Jose Luis Borges
Jose María Jordán
Leopoldo Lugones
Manuel Mujica Láinez
Manuel Rojas Sepúlveda
Marcelo Peyret
Martín Gil
Miguel Briante
Oliverio Girondo
Pedro Bonifacio Palacios
(Almafuerte)
Ricardo Güiraldes
Ricardo Rojas
Roberto Arlt
Roberto Jorge Payró
Silvina Ocampo

 

LE PUEDE INTERESAR
Cuentos Infantiles y Juveniles
Cuentos de Amor y Desamor
Cuentos de Navidad
Misterio y Terror
Textos Paralelos Bilingües
<<< 50 >>>

Señorita B. C. — Casilla de Correos 59

Mi Rayito de Sol:

Después de nuestra entrevista de hoy, después de escuchar de tus labios el proceso de tu amor, he vuelto a casa con el alma llena de amargura y remordimiento.

Nunca sospeché que tu cariño fuera tan grande, tan verdadero, como lo he entrevisto hoy a través de tu actitud y de tus palabras.

Ha llegado, pues, el momento de las grandes sinceridades. A ello me obliga mi hombría de bien y la enorme simpatía que has despertado en mí.

Me quieres, Rayito, me quieres tanto, que yo he sentido hacia ti, mientras te escuchaba, un gran respeto: el respeto que merece todo gran amor.

Yo creí que lo tuyo era sólo un capricho. Creí que tú misma eras una de esas mujeres, más despreocupadas que amantes, que venías hacia mí impulsada por una inclinación pasajera, deseosa de gustar el sabor de una aventura a la que no dabas más importancia que la que le señalaba tu capricho.

Por eso yo, después del silencio que sancionó mi indiferencia, el desgano en que me hallaba para emprender toda aventura sentimental, cuando recibí tu segunda carta te contesté e inicié una relación que no debía trascender más allá de ese capricho que tú sentías y en el cual iba a refugiarse mi melancolía, la tristeza del momento que estaba viviendo.

Me sabía incapaz de querer, inútil para el amor, con el corazón anulado por una pasión desgraciada, con el alma deshecha e insensible después de haber agotado mi sensibilidad en algo que no pudo ser.

Tú llegaste a entibiar el frío de mi espíritu como un piadoso rayito de sol, y yo te acepté, quizá con la débil esperanza de amarte, pero sobre todo con un ansia enorme de olvido, de ahogar en la ternura que me ofrecías todo el dolor de mis recuerdos.

Creía que tú te conformarías con los despojos de la borrasca que acababa de destrozarme, y me dejé llevar hacia ti, sin resistencias.

Pero ahora, Rayito, ahora que he entrevisto todo lo bueno que hay en ti, ahora que conozco tu situación, ahora que sé que tu cariño es sincero y que toda tú eres digna de un gran amor, ahora no me siento con fuerza para engañarte.

Yo no te puedo querer, Rayito, a pesar de mis ansias de ternura, a pesar de mi voluntad, a pesar de mis enormes deseos de vivir un nuevo cariño.

Y tú eres digna de un amor lo mereces y debes buscarlo en quien se sienta capaz de sentirlo por ti. Te sobran condiciones para ello. Eres buena, hermosa, capaz de encender las pasiones más locas, los cariños más intensos, los amores más grandes.

Si yo pudiera amar, te amaría.

Bastaríame para ello mirar a tus ojos, haber sentido la dulce presión de tus besos, haber escuchado la melodiosa armonía de tu voz, y entrever, oculta en la magnífica envoltura de tu cuerpo incomparable, la exquisita sensibilidad de tu alma de chica buena.

Pero ya te lo he dicho, soy un inútil para el amor.

Mi corazón agotado y mi alma envejecida no pueden albergar otra cosa que simpatía, una profunda simpatía, pero nada más, y eso no puede bastarte, con eso no puedes ni debes conformarte tú.

Por eso te escribo esta carta. Para despedirme de ti.

Perdóname si mis labios te mintieron un cariño imposible. Lo hicieron creyendo que tú tampoco podías quererme, y que lo aceptabas en un acuerdo tácito que no tenía más objeto que satisfacer un mutuo capricho.

No me guardes rencor, Rayito, por mi sinceridad. En ella encontrarás la ratificación de mi respeto y de mi simpatía.

Yo, que he sufrido tanto por el amor, no quiero, en homenaje a mi propio dolor, que tú sufras por mí.

Mientras te creí una aventurera, todo pudo ser posible. Ahora que te conozco y te valoro, sólo podremos ser buenos amigos.

Y ten la seguridad, mi Rayito, que es preferible un buen amigo a un amante que está maldito de indiferencia.

Piensa bien en lo que te digo y me hallarás razón.

Y ahora, adiós.

Nuestro sueño no pudo realizarse porque la fatalidad así lo quiso.

Si tú hubieras aparecido en mi vida un tiempo antes, cuando aún yo podía amar, ¡cuánto y cuánto te hubiera amado, Rayito!

Pero ahora es necesario que me abandones a mi misantropía, a mi indiferencia, a mi insensibilidad. ¿Qué puedo yo ofrecerte digno de ti y de tu cariño?

Es necesario que renuncies a mí, ahora que aun es tiempo y que no sufrirás mucho por ello. Después. . . ¡oh!, después sería tarde si llegas a quererme como yo no quiero ya ser querido y como tú estás en camino de querer. Porque sufrirías mucho, mucho. Rayito, y las penas de amor — te lo dice uno que quiso y sufrió mucho — son demasiado amargas, demasiado crueles para exponerse a ellas cuando aún tenemos el remedio a mano.

Y ahora ya no me atrevo a pedirte los labios. Tu mano, Rayito, tu mano de amiga . . .

Ramiro.
Inicio
<<< 50 >>>
 

Índice de las cartas

Cuentos de Amor

Literatura Erótica

 
 
 

¡Nuevos cada día!

NOvedades en AlbaLearning - Nuevos audiolibros cada día


De actualidad
Cuentos de Navidad *
Misterio y terror *
Literatura erótica para adultos. Guentos galantes. *
Cuentos de amor y desamor para San Valentín *
Colección de Poemas *

Fábulas *
Biografías Breves *
Pensamientos, Máximas y Aforismos *
Especiales
Santa Teresa de Jesús
Cervantes
Shakespeare
Rubén Darío
José Echegaray
José Zorrilla
Amado Nervo
Carmen de Burgos
 
Especial
"El artículo 438" de Carmen de Burgos
"Frankenstein" de Mary Shelley
"Las aventuras de Pinocho" de Carlo collodi
"La leyenda de D. Juan Tenorio" de José Zorrilla
AUTORES RECOMENDADOS
Don Quijote - Novelas Ejemplares - Auidiolibro y Libro Gratis en AlbaLearning William Shakespeare - IV Centenario - Audiolibro y Libro Gratis en AlbaLearning Especial de Rubén Darío en AlbaLearning - Centenario Especial Amado Nervo Especial de José Echegaray en AlbaLearning - Centenario II Centenario de José Zorrilla Carmen de Burgos (Colombine) - Audiolibros y Libros Gratis en AlbaLearning
 
ESPECIALES
Esta web utiliza cookies para poder darles una mejor atención y servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

¿Cómo descargar los audiolibros?

Síganos en:

Síganos en Facebook - Síganos en Twitter - Síganos en Youtube

Deje un mensaje:

Guestbook (Deje su mensaje - Leave your message) Guest-book

Visítenos también en:

Blog  

Podcast Audiolibros

©2018 AlbaLearning (All rights reserved)