AlbaLearning - Audiolibros y Libros - Learn Spanish

| HOME | AUDIOLIBROS | AMOR | ERÓTICA | HUMOR | INFANTIL | MISTERIO | POESÍA | NO FICCIÓN | BILINGUAL | VIDEOLIBROS | NOVEDADES |

Cuentos y Leyendas Populares en AlbaLearning

Cuentos y Leyendas Populares

"La flor encantada"

Cuento popular de Chile

 

 
 
 
[ Descargar archivo mp3 ]
 
 
 
La flor encantada
CUENTOS Y LEYENDAS POPULARES
A cada uno su respuesta
Blancanina y la reina mora
Dos pesadillas
Egle, la reina de las áspides
El agua amarila
El aguinaldo
El alfiletero de la anjana
El alma del cura
El ángel de los niños
El cantero
El celemín de trigo
El ciervo escondido
El chico y los frailes
El chivito
El diamante
El dragón
El espejo de Matsuyama
El hombre del saco
El labrador que había cambiado las lindes
El león y el hombre
El malentendido
El jinete sin cabeza
El oro y las ratas
El paisajista
El peral de la miseria
El poder de la experiencia
El pollito y la mazorquita del Rey de Oro
El príncipe Tomas
El rey lagarto
El sapo y el ratón
El tesoro perdido
El tordo, la paloma y el zorro
Juan bobo
La aguja orgullosa
La belleza de la vida
La carreta sin bueyes
La casa encantada
La cazadora de mariposas
La cegua
La flor del contueso
La fuente de la juventud
La infantita que fue convertida en almendro
La leyenda de Bamako
La légende de Bamako
La leyenda de la morera
La llorona (Mexico)
La llorona (Costa Rica)
La misa de las ánimas
La muerte de un hijo
La muñeca de dulce
La niña de los tres maridos
La palomita de la patita de cera
La pastora que se convirtió en zarina
La princesa encantada
La viejecita y el curandero
Las cerezas del rey
Las semillas de la discordia
Las tres preguntas
Las tres naranjitas
Los dos jorobados
Los ladrones arrepentidos
Los siete conejos blancos
Los tres cerditos y el lobo
Los viejecitos de la cueva
Periquillo
Por qué el mono congo grita tan fuerte
Quiénes serían?
Será para bien
Más cuentos y leyendas....( 75 cuentos)
LE PUEDE INTERESAR
Cuentos infantiles y juveniles
Cuentos de Navidad
Fábulas
 

Hace mucho, mucho tiempo, vivía en un lejano valle tendido al pie de una inmensa montaña azul un hermoso niño con su padre, un hacendado muy rico, y su madre, una señora bella y piadosa. Numeroso ganado pacía dulcemente en la gran heredad; aves de todas las especies y de los colores más raros paseaban airosas en amplios corrales al abrigo del viento y la lluvia. La casa, construida de blanca y luciente piedra, se ocultaba entre frondosas arboledas, rodeada de cristalinas fuentes y floridos jardines. En ella la vida de sus moradores transcurría placentera y feliz. Pero el verdadero regocijo de la casa era el niño que tenía un nombre sencillo y admirable: se llamaba Ángel. Su carita, de tez rosada, era fresca y lozana como el musgo en las mañanas de primavera, y el cabello, ensortijado, abundante y rubio como el sol del domingo.

En sus ojos claros, cuando miraba, se sentía la presencia de la piedad, la ternura y la gracia de los niños buenos.

Criado en la libre soledad del campo, se sabía de memoria todas las especies de flores, el color de todas las mariposas y, por sus cantos, distinguía graciosamente el nombre de todos los pájaros: los pájaros, que eran los fieles amigos de sus correrías por los bosques vecinos.

Sucedió que una mañana de inviemo, el campo amaneció todo cubierto de nieve. El sol estaba oculto entre espesas nubes grises. Los árboles, sin frondas y sin cantos, permanecían como adormilados. Solo el viento, que nunca descansa, jugaba traviesamente con las hojas marchitas.

Acostumbrado a madrugar, Ángel aquel día salió a corretear por el valle. Se revolcaba en la nieve, sacudía los arboles. Y cuando iba a internarse en el recodo de un camino divisó con asombro, a un precioso pájaro dorado. El pobre animalito estaba entumecido de frío y hacía vanos esfuerzos por levantar el vuelo.

Miró al niño como diciéndole: —¡Protéjeme!...

— Ángel, sin vacilar un solo instante, lo tomó en sus manos y trató de calentarlo en su pecho.

El temor de que se le muriera hizo que lo llevara a su casa, donde lo colocó cuidadosarnonte cerca de la chimenea que ardía en la lujosa sala.

Poco a poco, al calor del fuego, el pájaro se fue desentumeciendo. Momentos más tarde, ya picoteaba migajas de pan en las manos del niño. Y cuando hubo recobrado sus fuerzas, miró a Ángel con esa ternura propia de los pájaros y, volando fue a posarse en un roble verde y alto que había frente a la ventana.

Desde entonces, todas las mañanas el pájaro de oro, porque este era un verdadero pájaro de oro, entonaba los cantos mas melodiosos para alegrar el corazón de su amiguito.

Cuando este se sentaba a la sombra del árbol. el pájaro bajaba y se acurrucaba en las manos de Ángel como en un nido.

Pero una mañana, fea como un sueño malo, el niño no se levantó de su cama. Estaba triste, tenía fiebre y el semblante muy pálido. ¡Él, que era tan jovial!

Sus padres se alarmaron mucho. Lo colmaron de caricias, le prodigaron todos sus cuidados, pero el niño se sentía muy mal.

Fue así como la tristeza, con su vestido de sombra, penetró en la casa en que antes había reinado la felicidad vestida de sol.

Vinieron los médicos más famosos; recetaron los nmedicamentos más raros. Pero el niño no mejoraba. El dolor de los afligidos padres era cada vez mayor.

Pero Dios nunca olvida a los niños buenos, y envió su mensajero. Era este un viejo de barba larga, blanca y luciente como la de los abuelos de los cuentos, que vino a llamar
a la verja de la casa. Solicitó que le dejaran descansar un instante de sus fatigas y le dieran con que saciar su sed.

Le ofrecieron un vaso de leche recién ordeñada, y cuando lo hubo tomado, levantó lentamente la cabeza, y dijo:

—Adivino en vuestros semblantes una gran pena.

Y sin esperar respuesta, se dirigió hacia el dormitorio del niño. Ángel se había dormido profundamente. Lo acarició, le tomó el pulso; luego se alisó la espesa barba y dijo como si hablara consigo mismo:

—Más allá del ancho mar azul, muy lejos, existe una pequeña isla. En ella crece la flor encantada cuyo perfume cura todas las enfermedades y devuelve la felicidad a todos los corazones. Pero, ¡ay!, está tan lejos... Solo con la gracia de Dios podría conseguirse.

Y, sin más, se despidió do los amos de la casa y se alejó entre los arboles del camino.

El pájaro estaba alerta. Oyó las palabras del anciano y se quedó silencioso. De pronto, como por inspiración divina, sacudió sus alas, se las peinó y, levantando el vuelo, se perdió en el espacio lleno de sol.

Pasaron así tres largos días con sus largas noches.

Y he aquí que en la mañana del cuarto día se oyó un débil canto que el niño reconoció en seguida. La ventana se abrió por si sola, como por encantamiento, para dar paso al pájaro de oro. Este se posó en la cama de Angel y depositó en ella una flor blanca y luminosa como el lucero del alba. Luego levantó el vuelo hacia el roble verde y alto.

¡Era la flor encantada! Su delicioso perfume se expandió por la sala. El niño lo aspiró y, al instante, el color volvió a su rostro, el brillo a sus ojos y la sonrisa a sus labios:
se había curado.

Y fue de esta manera cómo la felicidad, vestida de sol, y la alegría, adornada de flores silvestres, volvieron de nuevo a la casa...

 

Chascón: revista semanal de cuentos para niños, año 1, número 20, 9 de septiembre de 1936

Inicio
     
 

Índice

Cuentos Infantiles y Juveniles

Fábulas

 
 
 

¡Nuevos cada día!

NOvedades en AlbaLearning - Nuevos audiolibros cada día


De actualidad
Cuentos de Navidad *
Misterio y terror *
Literatura erótica para adultos. Guentos galantes. *
Cuentos de amor y desamor para San Valentín *
Colección de Poemas *

Fábulas *
Biografías Breves *
Pensamientos, Máximas y Aforismos *
Especiales
Santa Teresa de Jesús
Cervantes
Shakespeare
Rubén Darío
Emilia Pardo Bazán
Federico García Lorca
Amado Nervo
Carmen de Burgos
 
Especial
"Los huesos del abuelo" de Carmen de Burgos
"D. Jeckill y Mr Hyde" de R. Louis Stevenson
"El diablo desinteresado" de Amado Nervo
"La casa de Bernarda Alba" de F. García Lorca
AUTORES RECOMENDADOS
Don Quijote - Novelas Ejemplares - Auidiolibro y Libro Gratis en AlbaLearning William Shakespeare - IV Centenario - Audiolibro y Libro Gratis en AlbaLearning Especial de Rubén Darío en AlbaLearning - Centenario Especial Amado Nervo Especial de Emilia Pardo Bazán en AlbaLearning - Centenario Federico García Lorca Carmen de Burgos (Colombine) - Audiolibros y Libros Gratis en AlbaLearning
 
ESPECIALES
Esta web utiliza cookies para poder darles una mejor atención y servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

¿Cómo descargar los audiolibros?

Síganos en:

Síganos en Facebook - Síganos en Twitter - Síganos en Youtube

Deje un mensaje:

Guestbook (Deje su mensaje - Leave your message) Guest-book

©2021 AlbaLearning (All rights reserved)