AlbaLearning - Audiolibros y Libros - Learn Spanish

| HOME | AUDIOLIBROS | AMOR | ERÓTICA | HUMOR | INFANTIL | MISTERIO | POESÍA | NO FICCIÓN | BILINGUAL | VIDEOLIBROS | NOVEDADES |


Hermanos Grimm en AlbaLearning

Hermanos Grimm

"Las tres ramas verdes"

Biografía de Hermanos Grimm en Wikipedia

 
 
[ Descargar archivo mp3 ] 9:34
 
Música:Clementi - Sonatina Op.36 No.1 in C major - 2: Andante
 

Las tres ramas verdes

CUENTOS DE LOS HERMANOS GRIMM
Cuentos de niños y del hogar
El pájaro emplumado
El vasito de la madre de Dios
El viaje de Pulgarcito
El viejo Sultán
La boda divina
La bola de cristal
La gente astuta
La papilla dulce
La vara de avellano
Las tres ramas verdes
Pulgarcito
 
Más Cuentos ...
 
TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR
Cuentos infantiles y juveniles
Cuentos de Navidad
Cuentos de Misterio y Terror
RECOMENDAMOS

Cuentos Infantiles y Juveniles

 

Érase una vez un ermitaño que vivía en un bosque al pie de una montaña: pasaba su tiempo orando y haciendo buenas obras, y cada tarde subía al monte unos cuantos cubos de agua para glorificar a Dios. Algunos animales bebían de allí y también se refrescaban algunas plantas, pues en las alturas sopla siempre un fuerte viento, que seca el aire y la tierra, y los pájaros salvajes, temerosos de los hombres, dan vueltas allá arriba buscando agua con sus agudos ojos. Y como el ermitaño era tan piadoso, un ángel de Dios, visible a sus ojos, subió con él, contó sus pasos y, al terminar el trabajo, le trajo su comida, del mismo modo que aquel profeta que fue alimentado por los cuervos por mandato divino.

Cuando el piadoso ermitaño había alcanzado una avanzada edad, aconteció que vio una vez de lejos cómo llevaban a un pobre pecador a la horca. Y se dijo para sí: «Ahora le darán su me recido.»

Por la tarde, cuando subía al monte, no apareció el ángel que solía acompañarle y tampoco le llevó su comida. Entonces se asustó, hizo examen de. conciencia, pensando en qué podía haber pecado y por qué estaba Dios enfadado, pero no pudo saberlo.

Dejó de comer y beber, y, arrojándose al suelo, rezó día y noche. Y estando en el bosque llorando con verdadera amargura, oyó a un pajarito que cantaba tan bien y melodiosamente, que se turbó más aún y dijo:

— ¡Cómo cantas de contento! Contigo no está enojado el Señor. ¡Si pudieras decirme en qué le he ofendido para hacer penitencia y que mi corazón volviera a hallar el gozo...!

Entonces comenzó el pajarillo a hablar y dijo:

— Te has comportado injustamente, porque has condenado a un pobre pecador que era llevado a la horca, y está enfadado el Señor. Sólo él puede juzgar. Sin embargo, si haces penitencia y te arrepientes de tus pecados, te perdonará.

Entonces el ángel apareció junto a él con una rama seca en la mano y dijo:

— Lleva esta rama seca hasta que salgan tres ramas verdes, y por la noche, cuando quieras dormir, colócala bajo tu cabeza. Pedirás tu pan de puerta en puerta y no pasarás más de una noche en la misma casa. Esta es la penitencia que te impone el Señor.

El ermitaño cogió el palo y regresó al mundo, que no había visto durante largo tiempo. No comía ni bebía, más que lo que le daban en las puertas, y algunas de ellas permanecieron cerradas, de modo que hubo días enteros en que no recibía ni una migaja de pan.

Una vez anduvo de puerta en puerta de la mañana a la noche sin que nadie le diera nada ni le dejara pasar la noche en su casa; entonces se fue al bosque y se encontró ante una cueva construida en la pared y una anciana sentada ante ella.

— Buena mujer — le dijo él — , dejadme pasar la noche en vuestra casa.

— No, no puedo aunque quisiera; tengo tres hijos malos y salvajes y, si vuelven de sus rapiñas y os encuentran aquí, nos matarán a los dos.

Entonces el ermitaño dijo:

— Dejadme entrar; no nos harán nada ni a vos ni a mí.

La mujer era compasiva y se dejó convencer. El hombre se echó bajo la escalera y puso el palo bajo su cabeza. Al verlo la vieja, le preguntó el motivo. El le contó entonces que lo llevaba con él en penitencia y que de noche lo utilizaba como almohada. Había ofendido al Señor, pues, viendo a un pobre pecador camino de la horca, había dicho que recibía su merecido. Entonces empezó la mujer a llorar:

— ¡Ay! Si el Señor castiga así una sola palabra, ¿cómo castiga rá a mis hijos cuando se presenten ante Él para ser juzgados?

A medianoche llegaron los ladrones haciendo ruido y vocife rando y, cuando se iluminó la cueva y vieron un hombre tumbado bajo la escalera, se pusieron furiosos y gritaron a su madre:

— ¿Quién es ese hombre? ¿No te hemos prohibido que acojas a nadie?

Entonces la madre dijo:

— Dejadlo, es un pobre pecador que hace penitencia por sus culpas.

Los ladrones preguntaron: — ¿Qué ha hecho?

— Viejo — gritaron — , cuéntanos tus pecados.

El anciano se levantó y les dijo que había pecado tanto con una sola palabra, que Dios se había incomodado con él y ahora hacía penitencia por sus culpas. A los ladrones se les conmovió el corazón de tal manera con su narración, que se arrepintieron de su vida anterior y empezaron a hacer penitencia. El ermitaño, después de haber convertido a los tres ladrones, se echó atra vez a dormir bajo la escalera. A la mañana siguiente lo encontraron muerto, y del palo seco habían surgido tres ramas verdes. El Señor le había aceptado de nuevo en su gracia.

Inicio
     
 

Índice del Autor

Cuentos Infantiles y Juveniles

 
 
 

¡Nuevos cada día!

NOvedades en AlbaLearning - Nuevos audiolibros cada día


De actualidad
Cuentos de Navidad *
Misterio y terror *
Literatura erótica para adultos. Guentos galantes. *
Cuentos de amor y desamor para San Valentín *
Colección de Poemas *

Fábulas *
Biografías Breves *
Pensamientos, Máximas y Aforismos *
Especiales
Santa Teresa de Jesús
Cervantes
Shakespeare
Rubén Darío
José Echegaray
José Zorrilla
 
Especial
"Confesiones" de San Agustín
"Frankenstein" de Mary Shelley
"Las aventuras de Pinocho" de Carlo collodi
HOY RECOMENDAMOS

Infantiles y Juveniles

Una pareja de enamorados
El joven afortunado
La mariposa

Adultos:

Tristán el sepulturero
La muerte de Salomé
Una noche terrible
AUTORES RECOMENDADOS
Don Quijote - Novelas Ejemplares - Auidiolibro y Libro Gratis en AlbaLearning William Shakespeare - IV Centenario - Audiolibro y Libro Gratis en AlbaLearning Especial de Rubén Darío en AlbaLearning - Centenario Especial de José Echegaray en AlbaLearning - Centenario II Centenario de José Zorrilla Centenario de Santa Teresa de Jesús - Audiolibros y Libros Gratis en AlbaLearning
 
ESPECIALES
OBRAS RECOMENDADAS

Inicio

Esta web utiliza cookies para poder darles una mejor atención y servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

¿Cómo descargar los audiolibros?

Síganos en:

Síganos en Facebook - Síganos en Twitter - Síganos en Youtube

Deje un mensaje:

Guestbook (Deje su mensaje - Leave your message) Guest-book

Visítenos también en:

Blog  

Podcast Audiolibros

©2017 AlbaLearning (All rights reserved)