AlbaLearning - Audiolibros y Libros - Learn Spanish

| HOME | AUDIOLIBROS | AMOR | ERÓTICA | HUMOR | INFANTIL | MISTERIO | POESÍA | NO FICCIÓN | BILINGUAL | VIDEOLIBROS | NOVEDADES |


Cuentos y Leyendas Populares en AlbaLearning

Cuentos y Leyendas Populares

"El león y el hombre"

Chile

 

 
 
 
[ Descargar archivo mp3 ]
 
 
 
El león y el hombre
CUENTOS Y LEYENDAS POPULARES
A cada uno su respuesta
Blancanina y la reina mora
Dos pesadillas
Egle, la reina de las áspides
El agua amarila
El aguinaldo
El alfiletero de la anjana
El alma del cura
El ángel de los niños
El cantero
El celemín de trigo
El ciervo escondido
El chico y los frailes
El chivito
El diamante
El dragón
El espejo de Matsuyama
El hombre del saco
El labrador que había cambiado las lindes
El león y el hombre
El malentendido
El jinete sin cabeza
El oro y las ratas
El paisajista
El poder de la experiencia
El pollito y la mazorquita del Rey de Oro
El príncipe Tomas
El rey lagarto
El sapo y el ratón
El tesoro perdido
El tordo, la paloma y el zorro
Juan bobo
La aguja orgullosa
La belleza de la vida
La carreta sin bueyes
La casa encantada
La cazadora de mariposas
La cegua
La flor del contueso
La fuente de la juventud
La infantita que fue convertida en almendro
La leyenda de Bamako
La légende de Bamako
La leyenda de la morera
La llorona (Mexico)
La llorona (Costa Rica)
La misa de las ánimas
La muerte de un hijo
La muñeca de dulce
La niña de los tres maridos
La palomita de la patita de cera
La pastora que se convirtió en zarina
La princesa encantada
La viejecita y el curandero
Las cerezas del rey
Las semillas de la discordia
Las tres preguntas
Las tres naranjitas
Los dos jorobados
Los ladrones arrepentidos
Los siete conejos blancos
Los tres cerditos y el lobo
Los viejecitos de la cueva
Periquillo
Por qué el mono congo grita tan fuerte
Quiénes serían?
Será para bien
Más cuentos y leyendas....( 75 cuentos)
LE PUEDE INTERESAR
Cuentos infantiles y juveniles
Cuentos de Navidad
Fábulas
 

Estaba el viejo León en su cueva, situada entre los riscos más encumbrados de una montaña. El León hijo, al contemplarlo tan respetable, le dijo:

-¿Habrá, padre, en todo el mundo un ser más valiente que su merced? -que así trataban antes los hijos a los padres.

-Sí, hijo -le contestó el anciano.

-¿Cómo ha de ser eso, padre, cuando yo, que soy su hijo, no le tengo miedo a nadie ni respeto más que a su merced?

-No te engañes, hijo. Hay en el mundo un animal más bravo que vence a todos; por eso yo, que era el rey del mundo, para no verme vencido he tenido que esconderme entre los riscos de estos cerros.

-Écheme la bendición, padre, y con su permiso iré a pelear con ese animal y lo despojaré del dominio del mundo. ¡No será tan valiente! Fuera de su merced, ¿qué animal habrá tan grande a quien yo no me atreva a atacar?

-No es tan grande, hijo; pero es más astuto que todos y se llama el Hombre. Mientras yo viva, jamás te daré permiso para que vayas a pelear con él.

El León joven tuvo que quedarse, refunfuñando y afilándose las uñas. El León viejo estaba enfermo y al poco tiempo murió. Después de llorarlo y enterrarlo, el León joven pensó: «Ahora sí que no me quedo sin pelear con el Hombre». Y bajó de la cordillera al valle para buscarlo.

Lo que primeramente encontró en una de las vegas que se forman en las quebradas de la cordillera, fue a un Caballo flaco.

-¡Bah! -dijo-, ese no se atreverá conmigo. ¿Eres tú el Hombre? -le gritó.

-No soy el Hombre, señor.

-¿Quién es el Hombre, entonces?

-El Hombre, señor, vive más abajo y es un animal muy malo y muy valiente; a mí me tiene completamente subyugado: me metió unos hierros en la boca, me ató con correones y, con unas espuelas muy clavadoras que se colocó en los talones, se subió encima de mí y comenzó a darme pencazos y a clavarme las espuelas por los ijares, hasta que tuve que hacer su voluntad y llevarlo a donde se le antojaba; y, en seguida, me largó para estos rincones en donde casi me muero de hambre.

-Eso te sucede por tonto. Yo voy a buscar al Hombre porque deseo ver si es capaz de pelear conmigo.

Más abajo, donde ya comienzan los potreros de serranía, vio detrás de una cerca de pirca el lomo de un Buey con sus cuernos. «Este es el Hombre -pensó- Y ¡qué enormes son las uñas que tiene!, pero en la cabeza, mientras que yo tengo las mías en las manos. Veamos si es el Hombre». Y de un salto se puso encima de la pirca.

-¿Eres tú el Hombre? -le gritó.

El Buey se puso a temblar, espantado, y, sacando la voz como pudo, le contestó:

-Yo no soy el Hombre, señorcito. El Hombre vive más abajo todavía.

-Quieres hacerme creer que no eres el Hombre y estás temblando de miedo. Dime, ¿te atreves a combatir conmigo? ¿De qué te sirve ese cuerpo tan enorme y esas defensas que tienes en la cabeza, sino para triunfar de los que no son valientes como yo? ¡Peleemos inmediatamente si te atreves!

-¡No, señorcito, por Dios! Si yo no soy peleador ni valiente, ya ve que el Hombre me tiene completamente manso, y una vez, cuando yo era más joven y quise sublevarme, me ató con unos lazos, me echó al suelo y me marcó la piel con un hierro candente, que todavía me escuece; ¿no ve, su señoría, la marca, aquí en las ancas?.. y aun me hizo otras cosas peores, que me avergüenzan. Después me enyugó y me hizo tirar del carro a golpes de picana; y aquí me tiene, señor, padeciendo, hasta que al Hombre se le ocurra matarme para comerme.

-¡Tan grande y tan… vil! No sirves para nada. Me voy -y el León siguió bajando el cerro en busca del Hombre.

Ya divisaba los llanos regados y, al término de una quebrada, vio humo y después un rancho, y se acercó a los cercos sin hacer ruido. Un Perro lo olfateó y salió a ladrarle.

El León se sentó a esperarlo y pensó: «Este sí que ha de ser el Hombre; bien me habían dicho que no era muy grande. ¡A mí no me vence este enano!; pero todo no es más que bulla y no se atreve a atacarme». El Perro le ladraba desde lejos.

-¡A ver, Hombre! ¡Cállate un poco! ¿Eres tú el Hombre?

-No soy el Hombre, pero mi amo es el Hombre.

-Así me parecía, porque, lo que eres tú, no aguantas ni el primer ataque. Ve y dile a tu amo que vengo a desafiarle; deseo ver si es verdad lo que dicen, que es el ser más valiente del mundo.

Fue el Perro y volvió luego con el Hombre que traía una escopeta cargada.

-¡Bah! -dijo el León-, ¡qué raro es el Hombre! No lleva la cabeza baja como nosotros. ¿De qué manera comerá? Anda derecho. ¡Bah! Yo también me siento en las patas traseras para pelear con las manos libres. ¿En qué me aventajará? … ¿Eres tú el Hombre? -le preguntó cuando lo vio cerca.

-Yo soy el Hombre -le contestó el labrador.

-Vengo a pelear contigo para saber cuál de los dos es el más valiente.

-Bueno -le dijo el Hombre-; pero para que yo pelee tienes que irritarme. Insúltame tú primero y después te contesto yo.

Se puso el León a tratarlo de bandido, salteador, cobarde, ladrón, abusador…, hasta que se cansó de insultarlo.

-Ahora me toca a mí -dijo el Hombre-. Allá va una mala palabra.

Y, disparándole un escopetazo, le quebró una pata.

-¡Ay, ay, aycito! -gritó el León-. Señorcito Hombre, no peleo más con usted.

Y huyó como alma que lleva el diablo para el interior de la cordillera, a ocultarse entre los riscos de la cumbre, pensando: «Bien decía mi finado padre que no fuera a pelear con el Hombre; si con una sola mala palabra me quebró una pata, ¿qué hubiera sido de mí, si se me viene encima en una lucha cuerpo a cuerpo?».

Y nunca más bajó de las montañas, sino ocultándose.

Inicio
     
 

Índice

Cuentos Infantiles y Juveniles

Fábulas

 
 
 

¡Nuevos cada día!

NOvedades en AlbaLearning - Nuevos audiolibros cada día


De actualidad
Cuentos de Navidad *
Misterio y terror *
Literatura erótica para adultos. Guentos galantes. *
Cuentos de amor y desamor para San Valentín *
Colección de Poemas *

Fábulas *
Biografías Breves *
Pensamientos, Máximas y Aforismos *
Especiales
Santa Teresa de Jesús
Cervantes
Shakespeare
Rubén Darío
José Echegaray
José Zorrilla
Amado Nervo
 
Especial
"Confesiones" de San Agustín
"Frankenstein" de Mary Shelley
"Las aventuras de Pinocho" de Carlo collodi
"La leyenda de D. Juan Tenorio" de José Zorrilla
HOY RECOMENDAMOS

Infantiles y Juveniles

Una pareja de enamorados
El joven afortunado
La mariposa

Adultos:

Tristán el sepulturero
La muerte de Salomé
Una noche terrible
AUTORES RECOMENDADOS
Don Quijote - Novelas Ejemplares - Auidiolibro y Libro Gratis en AlbaLearning William Shakespeare - IV Centenario - Audiolibro y Libro Gratis en AlbaLearning Especial de Rubén Darío en AlbaLearning - Centenario Especial Amado Nervo Especial de José Echegaray en AlbaLearning - Centenario II Centenario de José Zorrilla Carmen de Burgos (Colombine) - Audiolibros y Libros Gratis en AlbaLearning
 
ESPECIALES
Esta web utiliza cookies para poder darles una mejor atención y servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

¿Cómo descargar los audiolibros?

Síganos en:

Síganos en Facebook - Síganos en Twitter - Síganos en Youtube

Deje un mensaje:

Guestbook (Deje su mensaje - Leave your message) Guest-book

Visítenos también en:

Blog  

Podcast Audiolibros

©2017 AlbaLearning (All rights reserved)